Nuestro cuerpo trabaja tanto en invierno como en verano, tanto en temperaturas altas como en bajas le exigen al cuerpo que trabaje para lograr la temperatura corporal adecuada. Además, las calorías que nuestro organismo necesita para mantener la temperatura están contempladas dentro de nuestro metabolismo, es decir, del gasto de cada individuo.

Abc.es 28/01/14