La clonación siempre ha sido un tema polémico en el campo científico y ético pero, aun así, hay quienes continúan trabajando para perfeccionarla y obtener avances en la ciencia y medicina gracias a la obtención de seres vivos exactamente iguales.

Y, en materia de clones, China ha dado un paso enorme en 2019: por primera vez se ha logrado clonar monos «a medida», es decir, genéticamente alterados. La finalidad tiene que ver con la búsqueda de tratamientos para enfermedades degenerativas, entre otras.

Pero este gran paso en la ciencia trae de la mano algunas consecuencias que no son tan dignas de celebración. Te contamos de qué se trata además de presentarte a los adorables 5 monos clonados.


Insituto de Neurociencia, Academia China de Ciencias / Difusión

Primeros monos genéticamente alterados fueron clonados

Básicamente, lo que han hecho los científicos del Instituto de Neurociencia de la Academia de Ciencias de China en Shanghai fue romper un gen regulador en los macacos antes de clonarlos, es decir, modificar la genética del espécimen original para luego obtener sus clones, según el estudio publicado en la revista académica National Science Review.

Este tipo de clonación de primates modificados es muy beneficiosa a la hora de realizar pruebas médicas. Y con ese fin es que se han creado los 5 monos que comparten la misma genética, incluido un gen alterado. Dicho gen es quien normalmente produce la proteína que regula los ritmos biológicos de los mamíferos y, al ser alterada, no la produce. Esto hace que los animales sufran trastornos como reducción del sueño, insomnio, ansiedad, depresión e, incluso, esquizofrenia.

Es por esta razón que, si bien la idea de clonar a los monos tiene la finalidad de lograr avances médicos para la humanidad, la realidad es que el costo para los propios animales es muy alto. En ocasiones, su vida es muy corta y acaban sufriendo la mayor parte del tiempo a pesar de que ahora se los vea jugar, saltar y ser «felices» en sus incubadoras bajo cuidados.

La utilización de animales modificados genéticamente para las clonaciones tiene una razón de ser muy importante, y es que ayudan a limitar las variables en los experimentos. Como cada animal es idéntico al anterior, es mucho más fácil notar los efectos sutiles de las pruebas que, de otra manera, podrían pasarse por alto.

Por su parte, los investigadores argumentan que el uso de estos animales para la clonación transgénica, además de buscar soluciones médicas para humanos, pretende disminuir la cantidad de animales que son utilizados en otro tipo de estudios mucho más invasivos y deteriorantes.

En ese caso y en otras palabras, jugar con las vidas de estos animales y provocar su sufrimiento se «justificaría» con la posibilidad de tratar y curar trastornos psicológicos y enfermedades degenerativas en los seres humanos, pero es una discusión ética que está sobre la mesa. ¿Realmente crees que vale la pena?

vix.com / Romina Fierro, enero 2019

En China clonan por primera vez a 5 monos: un avance científico con terribles consecuencias