Todos los sistemas electrónicos manejan dos clases de información. Magnitudes y valores variables y definidos. En la electrónica analógica, las magnitudes pueden variar constantemente dando lugar a alteraciones o variaciones de una señal, o por ejemplo, a una medida eléctrica.

La aparición de la tecnología digital, con sus símbolos definidos, anuló esta ambivalencia lo que hace que estos sistemas tengan que optar por uno de los dos valores. Muchas veces no nos detenemos a pensar en el gran salto que constituyó para la ciencia el desarrollo de estos dos sistemas en la electrónica.


.....
Gottfried Leibniz / George Boole
Ojocientífico.com 07/09/13

El sistema binario: los orígenes

Aunque ya en textos antiguos de la India y la China se mencionaban los primeros sistemas binarios de la historia, no fue sino hasta el siglo XVII cuando el filósofo alemán y matemático Gottfried Leibniz (1646-1716) sistematiza y explica el método utilizado por los antiguos matemáticos de la China, por el que dedujo que era posible asignar valores diferentes por medio de dos símbolos que representan estados determinados, 0 y 1, fórmula que hasta el día de hoy, es ampliamente usada en los procesamientos lógicos de nuestros equipos electrónicos más sofisticados.

Desarrollos basados en el sistema binario

A mediados del siglo XIX, un matemático inglés autodidacta de nombre George Boole (1815-1864), desarrolló el sistema de Leibniz para hacerlo aplicable a las nuevas técnicas de desarrollo industrial, denominado en su honor álgebra de Boole.

Este sistema basado en parte en la lógica aristotélica, definió de manera radical la forma en que un sistema puede expresarse sin ambigüedades. En este sistema basado en dos dígitos, 1y 0, cada uno de estas cifras expresa de manera inequívoca un estado o resultado: verdadero o falso. Puede parecer curioso que un sistema de casi doscientos años todavía tenga tanto que ver con nuestro mundo cotidiano.

El siglo XX y la tecnología digital

Con el desarrollo de la técnica durante el siglo XX, la necesidad de aplicar un sistema basado no en la intuición sino en valores concretos y sin ambigüedades hizo que el sistema digital tuviera gran aceptación.

Particularmente con el advenimiento de la computación, sistemas que por su alto nivel de procesamiento de datos, requieren una organización sin errores, el sistema digital se aplicó mundialmente.

Los equipos que trabajaban al principio con señales binarias, en la transición a la tecnología digital, se expresaban por medio de un valor determinado, 1 y 0, hasta el día de hoy, donde el mundo digital nos parece tan corriente que pocas veces reparamos en él.