Al escuchar la palabra veneno, automáticamente pensamos en algo malo, dañino y hasta mortal, pero la ciencia ha demostrado que estas sustancias utilizadas por muchos animales para su supervivencia, también pueden ayudar a los humanos. El escorpión es uno de los insectos más venenosos en el mundo, pero su veneno tiene usos que podrían mejorar e incluso salvar tu vida. Hoy, vamos a hablar de los usos médicos del veneno del escorpión.

...ojocientífico.com 01/12/13

Tratamiento del cáncer con veneno de escorpión

El uso del veneno de escorpión en el tratamiento del cáncer no es reconocido oficialmente, pero varios estudios han demostrado su efectividad. El Doctor Richard Ellenbogen de la Universidad de Harvard descubrió que el veneno de escorpión servía para “iluminar” las células malignas que componen un tumor, asegurando de esta manera la remoción completa de las células cancerosas, evitando que algunas se escondan de los ojos del cirujano.

Bajo el nombre de “pintura para tumores,” está formada por clorotoxina, compuesto que se extrae del veneno del escorpión y una pequeña solución fluorescente. Esta “pintura”, se adhiere a los receptores de las células cancerosas y hacen posible atacar el tumor en su totalidad, sin dejar rastros de cáncer que impidan la cura del paciente, mejorando los resultados de las cirugías.

Si bien esta tecnología se desarrolló en un principio para ser utilizada en tumores cerebrales en niños, hoy está en estudio su expansión a otros tipos de cánceres y pacientes.

Alivio del dolor

Una picadura de escorpión causa muchísimo dolor, pero su veneno también puede utilizarse para disminuir los dolores en pacientes con alguna afección crónica. El veneno del llamado escorpión de Arizona, que habita en la zona desértica de Estados Unidos, podría ser la clave para un tratamiento no narcótico para dolores invalidantes, ya que posee las llamadas pepsinas peptídicas, compuestas por proteínas y aminoácidos, algunos de los cuales actúan por sobre los canales sódicos encargados de transmitir el dolor.

El veneno de escorpión, demostró ser efectivo al aliviar dolores de origen musculares y neurológicos. Si bien todavía está en etapa de experimentación en ratones, los hallazgos son esperanzadores.

Investigadores en todo el mundo trabajan en estudiar el veneno de las más de 1700 especies de escorpiones repartidas por todo el mundo, buscando encontrar beneficios en estos arácnidos que antes considerábamos malignos y que hoy parecen convetirse en aliados para la ciencia médica.