El Vall d'Hebron extirpa tumores a dos pacientes por orificios naturales con una técnica pionera

Las intervenciones se han llevado a cabo sin cirugía, lo que evita cicatrices externas en los pacientes favoreciendo su recuperación y reduciendo el dolor

Barcelona. (EP).- El Centro Wider-Barcelona, ubicado en el Hospital Universitario Vall d'Hebron de la capital catalana, ha conseguido extirpar un tumor de colon por vía anal y otro de estómago por vía oral a dos pacientes distintos con una técnica pionera de apertura y sutura que permite utilizar orificios naturales del cuerpo sin necesidad de cirugía.

Así lo ha revelado este viernes en rueda de prensa el responsable del Servicio de Endoscopia Digestiva de la Vall d'Hebron que ha dirigido las intervenciones, el doctor Josep Ramon Armengol, quien ha precisado que esta nueva técnica, bautizada como Notes -Cirugía Endosópica Transluminal para Orificios Naturales-, evita cicatrices externas en los pacientes, favoreciendo su recuperación y reduciendo el dolor.
Esta técnica pionera desarrolada por el Wider-Barcelona, centro impulsado y financiado por la Obra Social de La Caixa, se ha ido perfeccionando durante años mediante la experimentación con animales y el apoyo de las nuevas tecnologías, siendo ahora la primera vez en el mundo que se ha conseguido cumplimentar en humanos con éxito.

"Este avance abre la puerta a una nueva era para curar a los enfermos sin dolor, cicatrices ni postoperatorio", ha explicado Armengol, haciendo hincapié en la importancia de haber desarrollado este nuevo método de apertura y sutura porque evita el riesgo de sangrado tras la intervención, algo que no se puede garantizar con la laparoscopia.
Por ejemplo, esta nueva técnica permite extraer riñones, la vesícula y el apéndice a través del canal del parto, sin que no quede ninguna cicatriz externa, una operación que "en dos o tres años podría llegar a la mayoría de hospitales catalanes", con los que el equipo de Armengol tiene permanente contacto.

Comer de todo
El primer paciente, Francisco, de 64 años y procedente de Jérez de la Frontera, fue intervenido en julio de 2011 para extirparle un pólipo en el colon derecho mediante esta nueva técnica, que ha permitido que ahora tenga "una vida normal y pueda comer de todo", según ha valorado el propio paciente.
Posteriormente, en septiembre de ese mismo año, el doctor Armengol operó con éxito a un segundo paciente, Josep Antoni, vecino de Arenys de Munt de 72 años, al que le fue extirpado un tumor en el estómago, recibiendo el alta a los pocos días, "mucho antes" que si hubiera sido intervenido mediante cirugía convencional.

Sin listas de espera
Aunque ya ha quedado demostrada la eficacia de esta técnica, Armengol ha revelado que no han abierto listas para intervenir a más pacientes, sino que será su equipo el que decida "a qué pacientes elegir según cada caso", por lo que no hay espera.
"Para operar a un enfermo tenemos que estar seguros de que con esta intervención no necesitará más operaciones", ha añadido el doctor, subrayando la complejidad de esta técnica.

http://www.lavanguardia.com/salud/20...a-pionera.html