Sabemos que hay ciertas prendas y tejidos que, inevitablemente, se llenan de pelotillas con el uso. Sin embargo, existe un truco infalible para prevenirlas y que el aspecto de nuestra ropa no se eche a perder.




Todos tenemos en nuestro armario el típico jersey o la típica camiseta que nos encanta pero que, con el uso, se ha terminado llenando de pelotillas. Existen remedios caseros para tratar de eliminarlas, pero lo cierto es que las prendas no quedan igual que antes.

Para eso, y como todo el mundo sabe qué tejidos son más propensos a la aparición de las dichosas bolitas que afean el aspecto de nuestras prendas favoritas, lo mejor es tratar de prevenirlas antes de comenzar a utilizarlas.

Por ejemplo, las prendas de lana suelen llenarse de pelotillas con bastante rapidez. Y lo mismo sucede con ciertos tejidos como el polyester, y con las prendas que mezclan demasiados tejidos (esto podemos verlo fácilmente en la etiqueta).

Teniendo ya esta información, está claro que lo mejor es actuar antes de estrenar la ropa (o antes de que se hayan empezado a formar las pelotillas), para que no se termine echando a perder.

Existe un truco tan económico como sencillo de poner en práctica, con el que conseguiremos que nuestras prendas más delicadas luzcan como nuevas durante más tiempo.

Tan solo necesitarás una bolsa de plástico con cierre hermético, y hacer un poco de espacio en el congelador de tu casa.

Lo único que tienes que hacer es coger la prenda que quieras proteger de la aparición de las antiestéticas pelotillas y meterla en la bolsa de plástico, bien cerrada. Evidentemente, el tamaño de la bolsa dependerá de la prenda.

Una vez hecho esto, debes meter la prenda en el congelador hasta que se congele por completo. Una vez que la saques y se descongele, podrás ponértela sin miedo a que se llene de pelotillas por mucho que la uses.

Además, este truco infalible también es muy útil para que las prendas de lana que tantos picores nos producen normalmente, nos resulten mucho más agradables.


Qué.es 25 de septiembre de 2015

El truco para que a la ropa no le salgan pelotillas