El espacio nunca dejará de sorprendernos, lo último que se ha observado gracias al telescopio espacial Hubble es el mayor agujero negro jamás conocido.

El Cúmulo de Coma está formado por más de 1.000 galaxias que se han ido identificando a lo largo de los años, siendo considerado uno de los mayores cúmulos. Está situado a unos 320 millones de años Luz de la Tierra y allí se encuentra la galaxia NGC 4889.


Con ese nombre tan amigable, NGC 4889 es una galaxia elíptica, pero lo interesante está “secreto” que esconde en su centro: uno de los agujeros negros más masivos que se han descubierto.

El agujero negro tiene 21.000 millones de veces la masa solar

Gracias a las observaciones del telescopio espacial Hubble se ha conocido que actualmente el ambiente dentro de la galaxia es de total calma. Se estima que este gigantesco agujero tiene unas 21.000 millones de veces la masa del Sol y su horizonte de sucesos (que es la superficie en la que ni la luz puede escapar a su gravedad) tendría un diámetro de unos 130.000 millones de kilómetros – 15 veces el tamaño de la órbita de Neptuno al Sol -.

Los investigadores que han analizado los datos del Hubble aseguras que ahora mismo el agujero ha dejado de “alimentarse”, está en calma porque no hay material cercano, ya que habría estado atrayendo a su interior gas, polvo y otros residuos galácticos, formando a su alrededor un disco de acrecimiento.
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.
Ese disco es una estructura en forma disco que se forma alrededor de un objeto central masivo, y se ve acelerado por la atracción gravitacional de del agujero negro, alcanzando temperaturas muy altas. Se ha clasificado a este agujero negro como un cuásar cuando se encuentra en su periodo activo, emitiendo chorros de energía.

Ahora, permanece en reposo hasta que tenga cerca nuevo material celeste que pueda engullir.

omicrono.com / Pedro Moya 18 febrero 2016

El telescopio Hubble detecta el mayor agujero negro conocido