Este tejido se adapta a la temperatura corporal modificando su estructura en función de las necesidades.


La industria textil será una de las mayores beneficiadas por los avances tecnológicos de los años venideros. Al afirmar esto lo primero que se viene a la cabeza es la tecnología wearable, pero no es el único avance que está tratando de revolucionar la forma en que nos vestimos.

En esta ocasión, nos llega un tejido que presume de reaccionar a nuestros cambios de temperatura corporales y adaptarse a ellos gracias a una bacteria impresa sobre el mismo. Nada de cables ni componentes eléctricos sobre la piel.

Ropa que reacciona ante la temperatura y humedad

Los científicos del MIT Media Lab’s Tangible Media Group son pioneros en integración de sistemas biológicos en tejidos, como demuestran en esta ocasión con el primer tejido que reacciona ante la temperatura y humedad de nuestro propio cuerpo. Para ello, el MIT ha desarrollado una capa orgánica compuesta por un microorganismo bacteriano llamado “bacillus subtilis natto”. Esta capa, reacciona visiblemente contrayéndose ante cambios de temperatura, algo que lo hace ideal para utilizar el sudor corporal como activador del curioso mecanismo.

Manipulando estos microorganismos, se crea una especie de capa aplicable en forma de líquido sobre el tejido en cuestión. De esta manera, al detectar un cambio de temperatura y humedad, la capa impresa sobre el tejido reacciona modificando la forma del mismo, en este caso, levantando unas pequeñas aperturas a modo de ventilación para refrescar el cuerpo.

Utilizar estructuras naturales que se adaptan al medio puede aportar grandes innovaciones al mundo textil, según afirman los científicos del MIT. “La biología es una nueva interfaz. Nos gusta imaginar un mundo en el que los sensores pueden ser cosechados en lugar de fabricados, siendo derivados de la naturaleza en contraposición a la tecnología industrial.” Si este tipo de innovaciones se siguen sucediendo, no nos extrañaría reafirmar una y otra vez las sentencias con la que comienza este post.

omicrono.com/10 noviembre, 2015 — Pedro Mepal


El tejido inteligente que se adapta a la temperatura corporal