La capital austríaca ultima los detalles de ‘Vienna Ice Dream’. Entre el 20 de enero y el 6 de marzo, la Rathausplatz (plaza del Ayuntamiento) de la ciudad acogerá una de las pistas de hielo más grandes del continente. Serán más de 6.000 metros cuadrados de superficie (medida similar a un campo de fútbol reglamentario) perfectamente acondicionada para la práctica de esta disciplina deportiva típicamente invernal.

Además, la preciosa fachada del Ayuntamiento (edificio gótico construido entre 1872 y 1883) estará engalanada con un juego de luces atmosféricas, integrado por 350 focos y 400 tubos fluorescentes, que servirá de telón de fondo de esta instalación, en cuyo montaje son necesarios un centenar de operarios.



El juego de luces también iluminará un bello camino de 600 metros de largo que conduce al Rathauspark (parque del Ayuntamiento), en el que se ubicarán cuatro pistas. El gobierno local de Viena, impulsor de la actividad, también prepara la instalación de un pista de hielo sintético de 480 metros cuadrados destinada a niños y principiantes. De este modo, los neófitos podrán aprender a patinar sobre el hielo sin mojarse.



Zona de restauración

El área ocupada por ‘Vienna Ice Dream’ dispondrá de una gran estructura de cristal climatizada en la que se podrán degustar los productos locales de temporada, como gröstl tirolés, pan rústico, barquillos crujientes, spätzle de queso o patatas al horno. Obviamente, también habrá bebidas, desde el clásico vino caliente, hasta un té o un ponche aromático.

Todos los días, de 9.00 a 22.00 horas, los patinadores podrán demostrar sus habilidades al ritmo de la mejor música disco de la década de los 80 y los 90, o al compás del típico vals vienés. El acceso será totalmente gratuito. Sólo será necesario disponer de un par de patines, que se podrán alquilar en el propio ‘Vienna Ice Dream’.