...

Si hablamos de animales poderosos, seguro pienses en animales grandes como las ballenas, los leones o los elefantes, pero lo cierto es que este crustáceo conocido como camarón mantis (Odontodactylus scyllarus) y que vive en las aguas tropicales del Indo-Pacífico, puede ser muy letal.

Con un peculiar aspecto de colores brillantes, es capaz de capturar y destrozar especies más grandes y hasta romper los vidrios de los acuarios.

Parece difícil de creer cuando no suele medir más de 18 centímetros y es delgado, pero la clave está en sus pinzas frontales que alcanzan una velocidad de hasta 100 kilómetros por hora.

Los científicos lo caracterizan como un animal agresivo y la velocidad que adquiere es gracias a una especie de resorte que tiene en sus patas que libera energía almacenada.

Un camarón mortal

Investigaciones científicas han demostrado que el golpe del camarón mantis es letal debido a que sus pinzas tienen varias capas de minerales, que los hacen resistentes.

Para algunos expertos, la naturaleza resistente de los camarones ha logrado evolucionar debido a las grietas de las rocas que suelen habitar.

Sus ojos no se quedan atrás

Si bien la patada frontal del camarón mantis es realmente sorprendente, también posee habilidades visuales. Según investigadores de la Universidad de Maryland, el camarón tiene una visión ultravioleta, gracias a un filtro solar natural.

Esta visión le permite reconocer todo tipo de objetos y responde a una gran cantidad de estímulos visuales sin hacer trabajar al cerebro.
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.

Expertos de la Universidad de Queensland se encuentran analizando el sistema visual del camarón con fines medicinales.

Creen que su visión ultravioleta podría servir de inspiración para poder desarrollar cámaras que capten cosas imperceptibles al ojo humano, para detectar una variedad de cánceres además de visualizar la actividad cerebral.

batanga, vix.com / Valentina 18/10/16

El sorprendente camarón mantis, un crustáceo con una patada tan letal que logra romper peceras