Sin el Sol, la vida en nuestro planeta no podría ser posible: la energía que contiene y la que emite es tan colosal que incluso existe una investigación científica que contempla usarla para trasladar a nuestro Sistema Solar a otro punto de la galaxia.

Una nueva investigación de la Universidad de Lancashire Central (UCLAN) muestra nuevas imágenes del sol en alta resolución obtenidas gracias al cohete de sondeo solar de la NASA.


UCLAN / NASA

En las imágenes, se observa que la capa externa del sol está llena de hilos magnéticos increíblemente finos nunca antes vistos, y estos están llenos de plasma super caliente, con temperaturas de millones de grados centígrados.

Los investigadores de UCLAN analizaron las imágenes de alta resolución junto con colaboradores del Centro Marshall de Vuelos Espaciales (MSFC) de la NASA.

El equipo está seguro que los datos que obtengan proporcionarán a los astrónomos una mejor comprensión de cómo existe la atmósfera magnetizada del Sol y de qué está compuesta.

Anteriormente, varias partes de la atmósfera del Sol habían aparecido oscuras o casi vacías, pero con las nuevas imágenes se revelaron las hebras que tienen alrededor de 500 km de ancho, con gases electrificados calientes que fluyen dentro de ellas.


Las imágenes fueron tomadas gracias al generador de imágenes coronal de alta resolución de la NASA, conocido como Hi-C, un telescopio astronómico único en su clase que orbita nuestro planeta.

Este dispositivo tiene la capacidad de detectar estructuras en la atmósfera del Sol tan pequeñas como 70 km, lo que equivale al .01% del tamaño de nuestro satélite natural.

Aún no está claro que es lo que crea estas hebras super calientes, pero por el momento los esfuerzos se centrarán en saber por qué se forman y la influencia que tienen en las erupciones y tormentas solares.

Este es un descubrimiento que podría informar mejor nuestra comprensión del flujo de energía a través de las capas del Sol y, finalmente, hacia la Tierra.

El equipo internacional de investigadores ahora está avanzando en los planes para lanzar la misión del cohete Hi-C una vez más.

Solo que en esta ocasión superponiendo sus observaciones con dos naves espaciales que observan el Sol y que actualmente recopilan más datos: la Sonda Solar Parker de la NASA y el Orbitador Solar (SolO) de la ESA.

Los primeros resultados de su investigación fueron publicados en la revista The Astrophysical Journal.

vix.com / Sebastián Pérez, 14 abril 2020

El Sol produce 'hilos' de plasma: los científicos están sorprendidos por las imágenes