El ser vivo más pequeño que conocemos, una bacteria de apenas 0.0009 micrómetros cúbicos, por fin ha sido fotografiado por los científicos.

...


Del logro pueden presumir los investigadores del laboratorio Lawrence Berkeley y de la Universidad de California, que de esta forma confirman la existencia de un ser vivo que ha sido objeto de debate durante las últimas décadas. Lo curioso es que aunque nadie la había visto hasta ahora, se trata de una bacteria muy común en el agua.

Esta bacteria es tan pequeña que 150 de ellas podrían caber en el espacio de una Escherichia coli, y 150.000 de ellas en la punta de un pelo humano. Es lo más pequeña que puede ser una célula y contener los materiales y nutrientes necesarios para la vida; en su interior podemos ver espirales, probablemente su ADN, pero no sabemos mucho más de ellas.

El ser vivo más pequeño oculta aún muchos secretos


En algunas imágenes podemos ver apéndices, que podrían ser usados por las células para conectar entre sí y obtener recursos. Necesitan esta cooperación para sobrevivir, ya que son tan pequeñas que no tienen un metabolismo completo.

Este descubrimiento es muy emocionante para la comunidad científica porque abre las puertas a un mundo nuevo más allá de las bacterias microscópicas; este tipo de seres vivos son muy comunes una escala menor y cumplen una función en el ecosistema, pero pese a eso aún no sabemos prácticamente nada de ellos.


omicrono.com / 3 marzo, 2015 — Adrian Raya

El ser vivo más pequeño