Las condiciones de este oasis serían similares a los que ese encuentran en el Altiplano de América del Sur, e indican una evolución de un ciclo húmedo a uno seco en largos periodos de tiempo en el planeta rojo.


Capa superficial desecada identificada por Curiosity./NASA/JPL-Caltech/MSSS

Huellas de antiguos estanques de salmuera poco profundos que se desbordaban y secaban han sido identificadas por el rover Curiosity en rocas ricas en sales minerales del cráter Gale de Marte. Estos depósitos salinos -descritos por los científicos de Curiosity en un artículo de Nature Geoscience- sirven como una marca de agua creada por las fluctuaciones climáticas a medida que el ambiente marciano pasó de ser más húmedo al desierto helado que es hoy.

A los científicos les gustaría entender cuánto tiempo se prolongó esta transición y cuándo ocurrió exactamente. Esta última pista puede ser una señal de los hallazgos que vendrán a medida que Curiosity se dirija hacia una región llamada 'unidad que contiene sulfato', que se espera que se haya formado en un ambiente aún más seco. Representa una gran diferencia con respecto a la parte baja del Monte Sharp, en el centro del cráter Gale, donde Curiosity descubrió evidencia de persistentes lagos de agua dulce.

Gale es el antiguo remanente de un impacto masivo. Los sedimentos transportados por el agua y el viento eventualmente llenaron el piso del cráter, capa por capa. Después de que el sedimento se endureció, el viento talló la roca en capas en el imponente Monte Sharp, que Curiosity está subiendo hoy. Ahora expuesta en las laderas de las montañas, cada capa revela una era diferente de la historia marciana y tiene pistas sobre el entorno prevaleciente en ese momento.

"Fuimos a Gale porque conserva este registro único de un cambio de Marte", dijo en un comunicado el autor principal William Rapin, de Caltech. "Comprender cuándo y cómo comenzó a evolucionar el clima del planeta es una pieza de otro enigma: ¿cuándo y cuánto tiempo fue capaz Marte de soportar la vida microbiana en la superficie?"

Él y sus coautores describen las sales encontradas en una sección de rocas sedimentarias de 150 metros de altura llamada "Isla Sutton", que Curiosity visitó en 2017. Basado en una serie de grietas de lodo en un lugar llamado "Viejo Soaker", el equipo ya sabía que el área tenía períodos más secos intermitentes. Pero las sales de Sutton Island sugieren que el agua también se concentró en salmuera.

Por lo general, cuando un lago se seca por completo, deja montones de cristales de sal pura. Pero las sales de Sutton son diferentes: por un lado, son sales minerales, no sal de mesa. También se mezclan con sedimentos, lo que sugiere que cristalizaron en un ambiente húmedo, posiblemente justo debajo de estanques poco profundos que se evaporan llenos de agua salada.

Similitudes con la Tierra

Dado que la Tierra y Marte eran semejantes en sus primeros días, Rapin especuló que la isla Sutton podría haberse parecido a lagos salinos en el Altiplano de América del Sur. Los arroyos y ríos que fluyen desde las cadenas montañosas hasta esta árida meseta de gran altitud conducen a cuencas cerradas similares al antiguo Cráter Gale de Marte. Los lagos en el Altiplano están fuertemente influenciados por el clima de la misma manera que Gale.

"Durante los períodos más secos, los lagos del Altiplano se vuelven menos profundos y algunos pueden secarse por completo", dijo Rapin. "El hecho de que estén libres de vegetación incluso los hace parecer un poco como Marte". Las rocas enriquecidas en sal de la isla de Sutton son solo una pista entre varias que el equipo de rover está utilizando para reconstruir cómo cambió el clima marciano. Mirando a través de la totalidad del viaje de Curiosity, que comenzó en 2012, el equipo científico ve un ciclo de húmedo a seco en largas escalas de tiempo en Marte.

publico.es / 08/10/2019

El rover Curiosity descubre restos de un antiguo lago en Marte