El misterio del puzle de los fondos de pantalla de Windows ha sido revelado por la persona responsable del desarrollo de Windows 8.

Uno de los responsables del desarrollo de Windows 8 ha revelado el secreto del puzle de los fondos de pantalla de Windows.

Siendo el sistema operativo de escritorio más usado del planeta, es inevitable que cualquier pequeña novedad de Windows sea noticia; y eso es un problema para los desarrolladores que trabajan a diario en estas mejoras. Es inevitable que su trabajo se filtre y se comparta con millones de personas, casi al instante de iniciarlo.

Las filtraciones, el gran problema de los desarrolladores de Windows

Para el desarrollo de Windows 8, las filtraciones eran incluso más críticas; Microsoft iba a rediseñar completamente el sistema, uniendo el PC, las tablets y los smartphones bajo un mismo concepto. Una idea polémica desde sus inicios, y cuyas filtraciones no ayudaron a convencer a los usuarios.

Jensen Harris, el director que lideró este rediseño, tenía la certeza de que estas filtraciones iban a ocurrir. Era inevitable, y por eso, decidió divertirse un poco con los fondos de pantalla, como ha explicado en Twitter.

Normalmente las versiones en desarrollo de Windows suelen incluir un texto legal, que son básicamente amenazas legales; no hace mucho por evitar las filtraciones, pero Microsoft no tiene muchas otras opciones. Así que esta fue la base de la broma de Harris.


Uno de los primeros fondos de pantalla de Windows 8 fue muy simple: mezclar el texto legal, escrito por los abogados de Microsoft, con otro un poco más informal. Una petición entre trabajadores de no filtrar “nuestro duro trabajo”. Evidentemente, eso no sirvió de nada y esta versión de Windows se filtró; sin embargo, eso sirvió para que el equipo aprendiese cómo ocultar las novedades con cada nueva versión del sistema filtrada.

Cómo empezó el puzle de los fondos de pantalla de Windows


Aquí es donde empezó la “diversión”, como afirma Harris en Twitter.

Todo empezó con un puzle integrado en el fondo de pantalla por defecto; es decir, lo primero que verían aquellos que se instalasen la versión filtrada. El plan era ir revelando partes del puzle conforme se acercase la primera beta pública, la primera oportunidad real de probar Windows 8.


El primer fondo era verde, con una cuadrícula de letras; por aquel entonces no lo sabíamos, pero encajaba con la cuadrícula tipográfica que estaban desarrollando para Windows. Pero por lo demás, era un misterio.

Lo que no se esperaban en el equipo de desarrolladores es que este fondo de pantalla fuese a provocar un estallido de paranoia; los usuarios no tenían ni idea de porqué se les mostraba esto, y qué quería decir. Los rumores empezaron a expandirse por la red: ¿y si éste era un método para rastrear copias ilegales de Windows? ¿Y si las letras que aparecían en la cuadrícula identificaban a la persona que filtró la copia?

Unos píxeles que redujeron la piratería de Windows de golpe


Pese a que era una simple imagen, y no era generada para cada usuario, las teorías conspiratorias explotaron. Siguiendo el juego, para la siguiente versión Harris modificó la imagen, con unos píxeles más claros que el resto.

Esta se suponía que era la “seguridad integrada” en el fondo de pantalla. Zonas de la imagen capaces de rastrear al usuario y a los filtradores. Ahora sabemos que no era nada de eso; era alguien jugando con el Photoshop.

Estos píxeles consiguieron la mayor caída en piratería de betas de Windows de la historia; la gente no quería arriesgarse, y las filtraciones y descargas se frenaron. Algo que no han conseguido otros intentos más fuertes de evitarlo.

Esta paranoia se calmó un poco cuando se abandonó el fondo verde y se optó por uno más parecido a lo que sería el diseño final de Windows 8. Esta es la versión más reciente del puzle, y la última antes de la beta abierta. Por lo tanto, también es la versión más sencilla…

…y pese a eso, pese a ser pirateado en incontables ocasiones, sólo una persona consiguió resolver el puzle. Un desarrollador de Irlanda envió la respuesta a Microsoft en 2011.


Jensen Harris ha decidido esperar un poco antes de publicar la respuesta; aunque asegura que lo hará esta semana. No tenemos muchas más pistas, así que si te interesa, puedes centrarte en las imágenes y buscar el mensaje oculto que llevaba Windows 8.

omicrono.com / Adrián Raya, 23 abril 2018

El puzle secreto que los programadores de Windows ocultaron en los fondos de pantalla