Vídeo realizado por Roman Atwood, quién quiso demostrar que la teoría de que el bostezo es contagioso es real,
de forma ‘amateur’ grabó por las calles en diferentes lugares de forma incógnita como él bostezaba y los viandantes también bostezaban.

Se dice que el bostezo es una forma de oxigenar de forma ‘urgente’ el cerebro, puesto que cuando el sueño
se hace con el ser vivo (ser humano, animales…) nos relajamos y ingerimos menos oxígeno por que la respiración es más lenta,
pero el movimiento de nuestro cuerpo es el mismo.