La Berlinale prepara sus últimos días y presenta películas innovadoras,
como la historia de un niño con trastorno de personalidad




Las películas en competencia de la Berlinale 2013 ofrecen la génesis de un futuro psicópata,
historias de persecución íntima y la última película de Steven Soderbergh.

Harmony Lessons, film de Alemania y Kazajstán dirigido por el debutante Emir Baigazin cuenta la historia de un padecimiento
psicológico llamado personalidad anancástica, una manía de perfeccionamiento, que brota en un niño de 13 años,
futuro psicópata; al ser humillado frente a un grupo de compañeros; el film, según reportes de la prensa extranjera,
es una gran ejercicio fílmico, no hay que perder de vista a Baigazin.

Harmony Lessons ofrece una mirada sobre la forma en que entrelazan la marginación
y la violencia en un trastorno de personalidad latente.

Otro de los films presentados en días previos en la Berlinale 2013 ha sido Layla Fourie, dirigido por Pia Marais,
coproducción entre Alemania y Sudáfrica, que sigue los pasos de una mujer y madre de familia africana que trabaja como poligrafista,
que, de forma accidental, atropella a un hombre; deberá aleccionar a su hijo, el único testigo de la muerte
del hombre que arrolló, para no ser acusada.

Layla Fourie recibió malas críticas, algunos comparaban el film de Marais con Claide Denis, antes de su estreno.

Steven Soderbergh presentó Side Effects, un thriller protagonizado por Rooney Mara y Jude Law,
la historia es un complot ambientado en la industria farmacéutica; la película tuvo mayor relieve al tratarse
de la supuesta última obra de Soderbergh en el cine; tuvo críticas mezcladas, algunas muy entusiastas como la de El País
(mantiene la atención de principio a fin) y otras poco afortunadas (se enreda sobre sí misma, El mundo).

La Berlinale 2013 llegará a su fin el domingo 17 de febrero, día en que se conocerá el palmarés del festival.