El nuevo Ferrari F8 Tributo tiene el motor V8 más potente de la historia del fabricante, además de reducir el peso respecto a anteriores modelos.

..

Puede que en Omicrono nos guste hablar del uso de nuevas tecnologías en el sector de la automoción; especialmente de coches eléctricos, ya sean pequeños utilitarios o superdeportivos. Pero la verdad es que, a veces, sólo a veces, tenemos que reconocer que un buen motor de combustión aún es la mejor elección. Por ejemplo, en un Ferrari.

Puede que el fabricante italiano ya esté experimentando con la hibridación en algunos modelos; pero nadie duda de que uno de los grandes motivos por los que comprar un Ferrari es por el sonido y las sensaciones que aportan sus motores. Por eso, no es ninguna sorpresa que el nuevo F8 Tributo tenga un motor V8 atmosférico, al igual que sus antecesores. Pero vaya motor.

El nuevo Ferrari F8 Tributo, con el motor V8 más potente de la historia del Cavallino

El F8 Tributo es la nueva generación del deportivo con motor central por el que Ferrari es más conocida; es por lo tanto, el sucesor del 488 como este fue a su vez del 458. Y es algo que se nota especialmente en sus formas, que recuerdan una barbaridad a las de aquellos modelos; sobre todo en detalles como las ópticas delanteras, el frontal o los ensanchamientos en las ruedas traseras con la apertura para los radiadores. Es en la parte trasera donde se han concentrado las novedades estéticas (como los cuatro pilotos traseros en vez de dos) y aerodinámicas.

El F8 Tributo pesa nada menos que 40 kg menos gracias a estos cambios, quedándose en 1.330 kg. Para mantener el coche en la carretera, la aerodinámica se ha tenido que trabajar más; es el principal motivo por el que la trasera es tan diferente, con un alerón/spoiler diferente y un difusor trasero incluso más grande. Además, también se han integrado más las ayudas a la conducción, como el ESP (control de estabilidad) que ahora se puede seguir usando aunque activemos el modo carrera.


Nos hará falta para contener el poder del motor V8 biturbo de nada menos 720 caballos y 770 Nm de par. Aunque use turbo, Ferrari ha trabajado para eliminar completamente el “lag” o retardo que suelen ocurrir en este tipo de motores. Este es el verdadero protagonista del coche, al ser el motor V8 más potente de la historia de Ferrari; demostrando que este tipo de motores aún tienen mucho de lo que presumir. Con todo esto, el F8 Tributo podrá alcanzar una velocidad máxima de 340 km/h, y hará el 0-100 km/h en sólo 2,9 segundos.

Los Ferrari siempre han sido motivo de envidia, y con el F8 Tributo parece que la historia continúa. Sabremos más de precio y disponibilidad en el próximo Salón de Ginebra.

omicrono.com / Adrián Raya, 28/02/2019


El nuevo Ferrari F8 Tributo es la prueba de que los deportivos con motor de combustión aún emocionan