Miembros de la Western University de Ontario, Canadá, han creado el muñeco de nieve más pequeño del mundo.

Si algo hemos aprendido de las películas estadounidenses es una tradición relacionada con el invierno y la Navidad. Que tenemos que hacer muñecos de nieve en el jardín de nuestra casa, zanahoria para la nariz incluida.

Si intentas imitarlo, te darás cuenta de que no es tan fácil como parece. Trabajar con nieve real resulta ser algo complicado, y el resultado nunca son tres bolas perfectas; más bien acaban siendo tres montones de nieve sucia que piden al sol una muerte rápida.

Espíritu navideño en miniatura

Claro, que si tienes acceso a un poco de óxido de silicio y las herramientas más precisas del planeta, puedes hacer algo mucho más chulo. La Western University de Ontario tiene eso y más, y lo han aprovechado creando el muñeco de nieve más pequeño.

¿Cómo de pequeño? Pues unos tres micrómetros, es decir, unos 0.0003 centímetros; eso es tan pequeño que el ojo humano realmente no puede verlo. Tampoco existe una zanahoria tan pequeña, así que de entrada tenemos que decir que las tradiciones se han tirado por la ventana.

Pero merece la pena en cuanto usamos un microscopio electrónico de barrido, otra de esas máquinas caras que tienen algunas universidades. Cuando se observa el muñeco con este microscopio, el resultado es tan bueno que podría hacerse pasar por uno a tamaño completo.

Cómo se creó el muñeco de nieve más pequeño del mundo

Vale, técnicamente no es un muñeco “de nieve”, ya que como he dicho está creado en óxido de silicio, que se encuentra en la arena común. Los científicos unieron esferas de unos 0,9 micrómetros de este material; lo interesante es que para grabar la cara en las esferas usaron rayos de iones. Si un villano hiciese un muñeco de nieve, también usaría rayos de iones.


Personalmente, creo que voy a perdonar esta omisión por los dos brazos alegres que le han puesto; sin duda eso gana puntos, y además gana en complejidad porque fueron creados en platino, al igual que la nariz.

No, este muñeco de nieve no forma parte de ninguna investigación innovadora, es sólo la demostración de que los científicos también son humanos; porque también les gusta entretenerse de vez en cuando.

omicrono.com / Adrian Raya 21/12/16

Crean el muñeco de nieve más pequeño, y es adorable