Si Tarantino hubiera rodado 'La estanquera de Vallecas' le habría salido algo parecido a 'El mundo es nuestro', humilde y divertida comedia realizada a espaldas de la industria que este viernes regresa a la cartelera de Barcelona (Cinesa Maquinista) y Terrassa (también lo hace en Madrid). Y lo mejor de todo, su precio: dos euros. El director de la película, Alfonso Sánchez, y la empresa que la distribuye, Festival Films, ha conseguido llegar a un acuerdo con la cadena Cinesa para que el filme regrese a los cines y tenga así el éxito de taquilla que se merece y que, sin embargo, no tuvo cuando se estrenó (el 22 de junio). “Cine a dos euros. Esta es nuestra respuesta a la subida del IVA”, comenta Sánchez, pletórico con todo lo que está ocurriendo con su filme. “Llevamos 12 semanas en cartel y nuestro objetivo es enamorar al público español. Queremos que la gente vea que hacemos películas para ellos”, añade.

YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.


Tronchante película que narra cómo dos buscavidas, el Culebra y el Cabesa, atracan un banco en Sevilla en plena Semana Santa, 'El mundo es nuestro' es el ejemplo perfecto de cine de guerrilla. Para levantar el presupuesto (700.000 euros) parte del equipo firmó contratos como coproductores y, además, establecieron en internet una campaña de 'crowdfunding' (financiación a través de pequeñas cantidades). El éxito que los cortos previos del director habían tenido en la red hicieron pensar en un taquillazo de aúpa. Sin embargo, el fin de semana que llegó a las salas, solo 6.000 espectadores pagaron por verla. Lejos de acomplejarse, Sánchez cogió el toro por los cuernos y empezó a recorrerse su tierra natal, Andalucía, con un megáfono en la mano animando a la gente a acudir a los cines. Semanas más tarde, el cineasta consiguió alcanzar un acuerdo con la cadena Unión Cine Ciudad para que los espectadores pagaran solo dos euros por ver la cinta. “Las salas están llenas. Lo que está pasando con 'El mundo es nuestro' es una revolución”, comenta.

Viendo el revuelo causado por la película (las salas andaluzas se llenan gracias a la promoción de tíquets a dos euros) la cadena Cinesa se puso en contacto con Festival Films para hacer la misma operación y reprogramar así el filme en Barcelona y Madrid (además de Algeciras y Sevilla) a dos euros. “Esperamos que vaya tan bien como ha ido en Andalucía. Estamos de parte del público. Es prefrible bajar el precio de la entrada si con eso consigues que las salas se llenen”, concluye Sánchez, que dentro de cuatro semanas dispondrá libres los derechos de su cinta para estrenarla también en las plataformas de internet de pago por visión.