Desde hace décadas ha circulado el rumor de que Paul McCartney
murió en un accidente automovilístico




Varios mitos urbanos son los que han rodeado a la música a través de la historia,
quizá uno de los más memorables es el de la supuesta muerte de Paul McCartney.

La leyenda cuenta que Paul murió en un accidente automovilístico en noviembre de 1966,
luego de que la banda tuviera una discusión y el artista saliera enfadado.
Tras el percance los managers de la banda decidieron reemplazar a McCartney
con William Campbell un hombre que había ganado un concurso
para encontrar al más parecido al Beatle.

El intercambio se habría dado para que la multitud de fans a través del mundo
no odiaran al resto de los integrantes por la pelea que originó su supuesta muerte.

El rumor fue tratado en algunos medios independientes y pronto fue tomando fuerza.
Los reportes se basaban en pistas que la banda dejaba a través de su música y sus portadas.

Por ejemplo si "Revolution 9" es escuchada al revés se escucha la frase "turn me on, dead man";
además se dice que al final de "Strawberry Fields Forever"
se escucha decir a John Lennon "I buried Paul",
aunque el cantante declararía que en realidad dice "cranberry sauce".

Las pistas más comentadas surgen de la portada del disco Abbey Road,
que supuestamente representa el funeral de Paul McCartney:
John viste de blanco representando la figura celestial;
Ringo viste de negro representando al dolido; Paul viste descalzo representando al muerto;
y George viste de jeans representando al sepulturero.

Algunos incluso piensan que The Beatles generó todas las pistas
a manera de broma para que sus fans se rompieran el coco.