Este hormigón que se repara sólo puede ser el material con el que construyamos nuestras casas del futuro.

Estamos hartos de ver hormigón por todas partes, pero la verdad es que hay pocos materiales de construcción tan fiables y bien conocidos, durante miles de años; y si algo no está roto, ¿para qué arreglarlo?

Investigadores de la Universidad Técnica de Delft en Holanda no creen que eso sea cierto, creen que el hormigón puede ser mejorado sustancialmente, sobre todo en lo que respecta a las grietas que solemos ver después de un tiempo.

.. ..

Con este hormigón que se repara sólo no hay peligro de grietas

El problema de las grietas en el hormigón está producido por las filtraciones de agua, y es ya aceptado por la mayoría. Los investigadores han desarrollado un tipo de hormigón que aunque también puede sufrir grietas, estas se arreglan solas.

Lo llaman “bio-hormigón”, y es que usa un componente biológico: bacterias. No cualquier tipo, uno que es capaz de “dormir” dentro del hormigón durante años, esperando al momento en el que es activado.

El método de “activación” es inteligente: la misma agua que provoca las grietas es la que despierta a las bacterias, que son añadidas a la mezcla en cápsulas con su comida, lactato de calcio.

Al germinar, las bacterias forman calcita, el material que acaba sellando la grieta. Es un proceso que combina lo mejor de la naturaleza con las últimas técnicas en procesado de materiales, y que puede acabar con las feas y peligrosas grietas.

omicrono.com / 18 mayo, 2015 — Adrian Raya


El hormigón que se repara sólo