Valiéndose de datos reunidos por la sonda espacial Cassini, en órbita a Saturno desde 2004, unos científicos han identificado 101 géiseres en la superficie de Encélado, una luna helada del planeta Saturno. Su análisis sugiere que es posible para el agua líquida alcanzar la superficie procedente del mar subterráneo del satélite.


La zona de Encélado donde se han localizado los 101 géiseres.

A lo largo de un período de casi siete años, las cámaras de la Cassini han estado observando una intrigante zona en el polo sur de Encélado, así como algunos géiseres por los que surgen vapor de agua y diminutas partículas de hielo. La primera vez en que se captó allí un géiser fue hace 9 años.

El resultado de la inspección detallada y del mapa confeccionado es que la cantidad de géiseres localizados es de 101. Se ha comprobado además que cada uno de ellos coincide con pequeños puntos calientes.

Después de su primera observación de los géiseres en 2005, los científicos sospecharon que su comportamiento tiene que ver con la repetida compresión y descompresión de Encélado debido a las mareas provocadas en él por Saturno a medida que la luna orbita al planeta. Una sugerencia incluía el rozamiento de un lado a otro de las paredes opuestas de las fracturas, generando calor de fricción que convertiría el hielo en vapor y líquido para formar géiseres.

En cambio, otras hipótesis mantenían que la apertura y cierre de las fracturas permitía al vapor de agua procedente del interior alcanzar la superficie.

Antes de este nuevo estudio, no estaba claro qué proceso era la influencia dominante.

Gracias a los recientes análisis de datos gravitacionales reunidos por la Cassini, el equipo de Carolyn Porco, jefa del equipo de imagen de la misión Cassini, ha llegado a la conclusión de que la única fuente verosímil del material que forma los géiseres es el mar que ahora parece ya evidente que existe debajo de la corteza de hielo. Porco y sus colegas también han determinado que los pasos estrechos a través de dicha corteza pueden permanecer abiertos desde el océano subterráneo hasta la superficie si permanecen llenos de agua líquida.

nocticiasdelaciencia.com 30/07/014