Este gatito se llama Rocky y como se puede ver es una preciosidad.
Su familiar pudo grabar el momento en el que de repente le entra hipo.

Mientras los otros gatitos disfrutaban jugando y retozando juntitos el pobre Rocky
intentaba superar su molesto hipo.