También conocido como alcatraz patiazul o piquero camanay, el pájaro bobo de patas azules (sula nebouxii) es un ave marina que habita sobre todo en la costa del Pacífico, desde California a Perú. Sin embargo, para muchos es reconocido por habitar las islas Galápagos, donde suele anidar.



El color de sus patas se debe a los pigmentos carotenoides que obtiene de su tipo de alimentación a base de pescado. Asimismo, cuanto más intenso el color azul, mayores son las probabilidades de apareamiento, ya que los carotenoides son antioxidantes que indican la fortaleza y el estado del sistema inmune del ave.

Claramente, el color de sus patas tiene importancia como una estrategia de reproducción, ya que el macho suele exhibir sus patas azules para cortejar a la hembra. Sin dudas, debe haber interesado a Darwin, ¿no crees?

Y hay otro dato muy curioso sobre este ave: es víctima de vampirismo. Sí, aunque suene extraño, hay un pájaro mucho más pequeño, el pinzón vampiro, que suele colocarse sobre el pájaro bobo de patas azules para alimentarse de él, sin que este se moleste, aunque parezca extraño.


Ojocientífico.com 13/06/14