El nuevo Commodore 64 es una versión muy fiel al ordenador original de los 80, incluido un teclado completo que podemos usar.


La década de los 80 fue vital para la popularización de los ordenadores; fue una época un poco loca, con muchos lanzamientos que buscaban demostrar que los ordenadores ya no eran gigantescas máquinas para las que tenías que hacer una carrera sólo para usarlas. Fue la época del Macintosh, del ZX Spectrum, y por supuesto, del Commodore 64.

Al igual que el Spectrum, el Commodore 64 destacaba por un diseño con todo integrado, menos la pantalla. Todo el hardware estaba dentro del propio teclado, por lo que sólo teníamos que conectarlo a un televisor o pantalla para empezar a trabajar, programar o jugar. No es de extrañar que fuera el punto de entrada en el mundo de la informática para millones de personas; aunque la empresa Commodore no volvió a conseguir un éxito semejante, la influencia que el C64 tuvo en el mercado es incontestable.

El nuevo Commodore 64 permite una experiencia cercana al original

Ahora tenemos la oportunidad de revivir esos días, con el lanzamiento de un nuevo Commodore 64. Y no estamos hablando de una versión “mini”, que están tan de moda. De hecho, el C64 ya recibió una versión en miniatura hace un par de años, pero pecó de lo mismo que muchas consolas similares: es sólo una carcasa bonita en un hardware limitado que ejecuta un emulador. El teclado ni siquiera funcionaba.

El nuevo Commodore 64 que el fabricante Retro Games lanzará este año es diferente. Estamos ante un auténtico “clon”, un sistema que imita lo mejor posible al original. Eso implica que estamos ante un ordenador grande y algo aparatoso para los estándares actuales, pero lo bueno es que eso significa que el teclado es completamente funcional. Se está intentando conseguir una sensación similar a la del teclado original, y por supuesto, podremos usarlo con el software original.

Es en el interior donde encontramos diferencias, ya que evidentemente, no tiene mucho sentido usar el hardware original. El nuevo Commodore 64 tiene una conexión HDMI para poder disfrutar de contenido a 720p en nuestro televisor (más que suficiente para el tipo de software que ejecuta). También tiene salidas micro USB para mandos.

Incluso con intérprete BASIC

Aunque el hardware no sea el mismo, sus creadores han intentado que la experiencia sea lo más genuina posible. Por eso traerá incluido el intérprete BASIC, y tendremos que seguir cargando aplicaciones y juegos usando comandos. Podremos cambiar entre diferentes modos, como uno clásico muy limitado, o uno más moderno; será usable tanto en Europa como en EEUU, pese a la diferencia en la salida de vídeo (50 Hz y 60 Hz respectivamente).
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.

Por lo tanto, el nuevo Commodore 64 ofrecerá una experiencia mucho más cercana al original. Si aún recuerdas los comandos, puede ser una experiencia muy nostálgica. El nuevo Commodore 64 será lanzado a finales de año por 120 dólares aproximadamente, y traerá 64 juegos preinstalados.

omicrono.com / Adrián Raya, 26 junio 2019

El Commodore 64 vuelve, el clásico ordenador recibe una versión completa y con teclado incluido