Imagen del cometa Lovejoy. (NASA)

El cometa Lovejoy (C/2014 Q2), conocido por ser el cometa que se puede ver a simple vista, surca el Sistema Solar en estos momentos. Este fenómeno astronómico e histórico es observable desde el Hemisferio Norte desde el pasado mes de diciembre, sin embargo, los mejores días para advertilo en la bóveda celeste son a lo largo de toda esta semana y la que viene, coincidiendo con la disminución del brillo de la luna, tal y como informa Vox.

Según los astrónomos, el núcleo de Lovejoy se puede distinguir desde la puesta de Sol sin la utilización de telescopios o binoculares, es decir, a simple vista. No obstante, para poder disfrutar de su verde e intensa cola sí será necesario contar con prismáticos.

Su mayor aproximación a nuestro planeta se produjo el pasado 7 de enero, cuando se situó a 70 millones de kilómetros de la Tierra. El próximo día 30, además, pasará por el punto más cercano al Sol.

El espectacular cometa recibe este nombre en honor a su descubridor, Terry Lovejoy, quién halló el objeto desde Australia con un pequeño telescopio de 20 centímetros de diámetro.

El Ison fue el último cometa observable desde la Tierra que pudo distinguir el ojo humano sin ayuda del telescopio. Las estadísticas señalan que cada dos años nos visita un fenómeno de estas características.

20minutos.es 16/01/15


El cometa Lovejoy, más visible que nunca en enero - 20minutos.es