Este chaval es capaz de clavar palillos de plástico en un cuenco de acero inoxidable.
Los chinos y los rusos no paran de sorprendernos cada día…