Esas repeticiones mientras dormimos sirven para consolidar los recuerdos y aumentar el aprendizaje

Investigadores estadounidenses han comprobado, por primera vez, cómo dos cerebros humanos reproducen experiencias de cuando están despiertos mientras están dormidos a través de unos microelectrodos intracorticales que tenían colocados.

Cuando estamos dormidos, nuestros cerebros no están simplemente "apagados", están ocupados organizando nuevos recuerdos y ahora los científicos han podido comprobar cómo lo hacen. Durante el sueño, el cerebro reproduce los patrones de activación neuronal experimentados mientras se está despierto, un fenómeno conocido como "repetición fuera de línea". Se cree que esta repetición subyace a la consolidación de la memoria, el proceso por el cual los recuerdos recientes adquieren más permanencia en su representación neuronal.

Diversas investigación ya habían observado este fenómeno en animales, pero el estudio dirigido por Jean-Baptiste Eichenlaub, del Hospital General de Massachusetts y Beata Jarosiewicz, científica sénior de Investigación en la compañía NeuroPace, ambas en los Estados Unidos, ha probado que esta repetición fuera de línea también ocurre en los cerebros humanos.

La importancia del sueño

En su experimento, se pidió a dos participantes que se echaran una siesta antes y después de jugar un juego de copia de secuencia, que es similar a 'Simon', el popular juego de los 80 en el que había que imitar una secuencia de luces y colores. El videojuego tenía cuatro paneles de color que seguían ciertas secuencias para que los voluntarios las repitieran; eso sí, los participantes imaginaban que lo hacían, sin mover los brazos.

"Esta es la primera prueba directa de que en los seres humanos también vemos repeticiones durante el descanso después del aprendizaje"

Durante el juego y las siestas, los investigadores registraron el aumento de la actividad de grandes grupos de neuronas individuales en sus cerebros a través de una matriz de múltiples electrodos que tenían implantada. Esta permite grabaciones neuronales detalladas en el cerebro humano, algo que no hacen los electrodos convencionales, usados para el tratamiento de la epilepsia o el Parkinson. "Es por eso que este estudio no tiene precedentes", apunta Jarosiewicz.

En el estudio, el equipo observó los mismos patrones de aumento de la actividad neuronal durante el período de juego y el período de descanso posterior al juego. En otras palabras, es como si los participantes siguieran jugando el juego después de que estuvieran dormidos, repitiendo los mismos patrones en su cerebro a nivel neuronal. Los hallazgos proporcionaron evidencia directa de la repetición relacionada con el aprendizaje en el cerebro humano.

En animales... y humanos

"Esta es la primera prueba directa de que en los seres humanos también vemos repeticiones durante el descanso después del aprendizaje que podrían ayudar a consolidar esos recuerdos", explica Jarosiewicz a Neuroscience News. "Todos los mecanismos de consolidación de la memoria relacionados con la repetición que hemos estudiado en animales durante todas estas décadas también podrían generalizarse para los seres humanos".

Los hallazgos también abren más posibilidades de investigación sobre el mecanismo subyacente por el cual la repetición permite la consolidación de la memoria. Aunque los científicos no entienden completamente cómo funcionan el aprendizaje y la consolidación de la memoria, estudios en animales y humanos han demostrado que el sueño juega un papel vital. Dormir bien por la noche "antes de una prueba y de una entrevista importante es beneficioso para un buen rendimiento cognitivo", añade Jarosiewicz. "Tenemos buena evidencia científica de que el sueño es muy importante en estos procesos".

elconfidencial.com / 06 mayo 2020

El cerebro repite nuestras experiencias vitales durante el sueño