Marca.com 13/08/13

Cambio de planes en el Atlético. Dani Aranzubía será finalmente el segundo portero rojiblanco. Este lunes se ausentó del entrenamiento del Deportivo, en teoría con permiso para viajar a Bilbao, y el martes debe cerrarse la operación, una vez supere el pertinente reconocimiento médico... en Madrid. El guardameta, de 33 años, que antes de jugar en el equipo gallego militó en el Athletic, se convertirá en el suplente de Courtois. Simeone había pedido experiencia para el puesto y ya la tiene, en lo que se completa la formación del canterano Bono.

El Atlético había cerrado la semana pasada un acuerdo total con Miguel Ángel Moyà, pero dicho compromiso dependía de que el tercer implicado, el Getafe, encontrara un sustituto cuanto antes. Como quiera que no ha sido así, el Atlético entiende que no puede esperar más tiempo y se vuelca en Aranzubía. Esta semana comienza la Liga y la próxima semana espera el primer duelo de la Supercopa ante el Barcelona: el riojano se incorporará cuanto antes a los entrenamientos del Cholo.

Aranzubía se convierte en el quinto fichaje rojiblanco a un coste reducido, de modo que cumple el perfil impuesto por el control financiero de la Liga de Fútbol Profesional. El Deportivo, de hecho, contaba ya con su baja después del descenso, toda vez que no podía mantener una ficha que para la categoría de plata sí resultaba demasiado alta. Era tal la seguridad de que dejaría La Coruña que no jugó ningún minuto en el último amistoso de los blanquiazules, ante el Gil Vicente en Riazor. Fernando Vázquez también era consciente de esa situación e insistió mucho a los dirigentes para renovar a Germán Lux, cosa que finalmente consiguieron.

El que fuera asiduo de la selección en las categorías inferiores, campeón del mundo sub 20 y medalla de plata en los Juegos de Sidney, en fin, tendrá otra vez la oportunidad de mostrarse en la elite internacional, toda vez que el Atlético disputará esta campaña la Champions. Courtois parte con ventaja, por supuesto, pero ya tiene suplente. En una operación de última hora y algo rocambolesca, y tras un verano en el que también se ha fichado para ese puesto a Roberto, aunque inmediatamente fue cedido a Olympiacos, Aranzubia se convierte en portero rojiblanco.