Es verdad que los mayas en ocasiones se venían arriba con sus predicciones de fin del mundo, pero también hacían descubrimientos astronómicos importantes.

Al menos así lo ha afirmado recientemente en Journal of Astronomy in Culture un antropólogo de la Universidad de California; que, después de analizar un famoso códice maya, ha dado con un descubrimiento, de gran interés para los astrónomos, que fue llevado a cabo hace más de mil años.

Se trata de un cálculo de los movimientos del planeta Venus basado en sus propias observaciones, por lo que se considera mucho más que un simple ejercicio numerológico, como ocurre con la mayoría de hallazgos de la época.

Un astrónomo maya pionero en la ciencia

Gerardo Aldana, de la Universidad de California, se encontraba analizando un famoso libro maya, conocido como el Códice Dresde, cuando reparó en unos datos a los que no se había prestado atención hasta el momento.

A nivel astronómico, este códice es conocido por la precisión de las tablas de serie lunar y las de Venus, que se basan en los movimientos aparentes de este planeta según sus apariciones en el horizonte.

Y fue precisamente una corrección en estas tablas la que llamó la atención de Aldana, que se percató de que la persona que la había realizado, probablemente entre el año 800 y el 1.000 después de Cristo, no había usado simples cálculos matemáticos, sino que habría requerido de conocimientos más o menos complejos de astronomía para modificar la duración del ciclo del planeta de un modo parecido a como se corrigió nuestro calendario gregoriano con los años bisiestos para ajustarlos a los movimientos de la Tierra.

Lo más emocionante de todo es que, para comprobar si era una simple coincidencia, el antropólogo decidió estudiar también el yacimiento arqueológico de la ciudad de Copán, en Honduras, comprobando que los registros sobre los movimientos de Venus obedecían a lo establecido en el códice, que debió ser el punto de partida de los estudios astronómicos de la época.

¿Qué significa este descubrimiento para la historia de la astronomía?

El hallazgo de este astrónomo maya tiene un gran interés, tanto para los estudiosos de la historia de esta civilización como para los astrónomos, pues indica que los mayas debían tener registros históricos de los fenómenos astronómicos que les servían para realizar sus propios cálculos, del mismo modo se sabe que hacían los griegos y los egipcios.

Sin duda es un descubrimiento emocionante, pues dota a esta antigua civilización de un rigor científico que va mucho más allá de la superchería con la que muchos los quieren asociar. Y es que lo que el ser humano está llegando a hacer en el campo de la astronomía en al actualidad es increíble, pero lo que hicieron hace más de un milenio sin más medios que la observación del cielo, es digno de admiración.

Imagen: Flickr

omicrono.com / Azucena Martin 18 agosto 2016

El curioso hallazgo sobre un astrónomo maya