...Elmundo.es 20/09/13

El otoño comenzará el próximo domingo a las 22:44 horas "con tiempo veraniego", según el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Pero, a pesar de los cielos despejados en toda la Península estos días, más de uno tendrá la sensación de que el verano o al menos las primeras semanas del mismo fueron frescas y de que el calor durante sus vacaciones no ha sido para tanto. Según acaba de anunciar Aemet en su resumen climático del último trimestre, el verano ha sido el menos cálido desde el año 2008 y lo que va de año hay que remontarse 20 años, hasta 1993, para encontrar un periodo enero-septiembre más fresco que el que estamos viviendo en 2013.

Sin embargo, y con esas sensaciones de que el verano ha sido benevolente, el análisis de Aemet poniendo las temperaturas veraniegas en el contexto del periodo de referencia que se usa por consenso 1971-2000 revela que estos tres meses han sido casi un grado centígrado más cálidos que la media.

"La temperatura media sobre el conjunto de España ha sido de 23,1 grados centígrados, un valor que se sitúa 0,8 grados por encima del valor medio normal, respecto al periodo de referencia 1971-2000", ha asegurado Fermín Elizaga.

La sensación de año y de verano fresco proviene de que los años con temperaturas más elevadas de las últimas décadas están concentrados en los años posteriores al comienzo del siglo XXI. Por ese motivo, a pesar de haber sido un año caluroso, la sensación es de que el verano no ha hecho los estragos de años anteriores.

Los representantes de la agencia de meteorología también han destacado que no se ha batido ningún récord de temperatura máxima y que, a diferencia de lo ocurrido en 2012, "las altas temperaturas medias no se han debido a olas de calor, sino a una temperatura persistente".

Buena parte de esa temperatura media elevada con respecto a lo normal se debe al calor que ha vivido este año la franja norte, desde Galicia hasta Navarra, durante los meses de julio y agosto, donde las temperaturas medias han sido en algunos casos hasta 3ºC más altas de lo normal para esos meses.

En cuanto a las precipitaciones, el verano no ha sido demasiado lluvioso, estando un poco por debajo de lo normal. Pero el inicio del invierno y la primavera fueron tan lluviosas en toda España que 2013 va camino de ser el séptimo año más húmedo desde 1970.