Este es el momento de juego entre dos simpáticos osos panda rojos.
Uno de los osos panda se lanza sobre el otro con la intención de pillarlo desprevenido.

Parece que en un momento de rabia, el oso panda “atacado” decide dar un pequeño
mordisquito en la oreja de su “atacante”.