Dos jóvenes de California fueron arrestados después de haberles dado a sus padres unos batidos “enriquecidos”
con pastillas para dormir y así poder conectarse a internet toda la noche.

Las pruebas dieron positivo y la pareja volvió a la policía con los resultados.
Su hija de 15 años y su amiga de 16 años de edad fueron trasladados a un centro juvenil y fichados
sospechosos de conspiración y de mezclar fármacos con alimentos.

La joven dijo que la política que seguían sus padres para controlar Internet era demasiada estricta.
En el hogar familiar el acceso a Internet se apaga todos los días a las 10 de la noche.