Un equipo de astrónomos ha descubierto dos chimeneas galácticas masivas que proporcionan válvulas de liberación para las vastas energías del centro galáctico.


Crédito imagen: Gabriele Ponti/MPE/INAF and Mark Morris/UCLA

Cada galaxia en el universo produce nuevas estrellas, algunas funcionan a un ritmo furioso, mientras que otras apenas 'dan a luz' unas pocas estrellas bebés en comparación con las masivas guarderías estelares. Incluso a lo largo de la vida de una galaxia, la tasa de producción de estrellas cambia. Descubrir por qué sucede esto nos ayudará a comprender cómo funcionan las estrellas de cara a proporcionar los ingredientes para la vida, o no.

"La formación de estrellas determina el carácter de una galaxia", dijo Mark Morris, profesor de astronomía y astrofísica de la UCLA y coautor del nuevo estudio publicado en la revista Nature, en un comunicado. "Y eso es algo que nos importa porque las estrellas producen los elementos pesados a partir de los cuales se hacen los planetas y la vida".

En el centro de nuestra galaxia se encuentra un agujero negro súper masivo 4 millones de veces el tamaño de nuestro Sol, que libera enormes cantidades de energía ya que consume polvo interestelar y escombros. Utilizando el satélite XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea, el equipo de astrónomos encontró dos canales de escape que están canalizando la materia y la energía lejos de esta actividad frenética.

"Tenemos la hipótesis de que estas chimeneas (recién descubiertas) son conductos de escape para toda la energía liberada en el centro de la galaxia", dijo Morris.

Cada penacho de rayos X cósmicos se extiende en direcciones opuestas desde el centro, comenzando a unos 160 años luz de distancia de los agujeros negros masivos y se extiende por más de 500 años luz.

Las chimeneas se alimentan de dos estructuras enormes que ya conocíamos, las burbujas Fermi. Son cavidades en el gas galáctico que están llenas de partículas de alta velocidad y se extienden por unos 25.000 años luz.

Los astrónomos han sugerido previamente que las burbujas son los restos de explosiones masivas del agujero negro supermasivo o que las burbujas son lanzadas por estrellas recién nacidas. Este descubrimiento apunta a la posibilidad de que las chimeneas sean los conductos para las partículas de alta velocidad dentro de las burbujas.

"Sabemos que los flujos y vientos de material y energía que emanan de una galaxia son cruciales para esculpir y alterar la forma de esa galaxia a lo largo del tiempo; son actores clave en la forma en que las galaxias y otras estructuras se forman y evolucionan en todo el cosmos", clara Gabriele Ponti del Instituto Max Planck de Física Extraterrestre en Garching (Alemania) y líder del trabajo.

Estos canales de escape actúan como chimeneas para la materia y la energía que se libera en esta región a 28.000 años luz de la Tierra

A pesar de que el agujero negro supermasivo de nuestra galaxia es supermasivo, es bastante 'doméstico' en comparación con otras galaxias. Pero eso lo convierte en el caso de prueba perfecto para descubrir el proceso que está impulsando galaxias mucho más energéticas.

"La cantidad de energía que sale del centro de nuestra galaxia es limitada, pero es un muy buen ejemplo de un centro galáctico que podemos observar y tratar de entender", concluyó Morris.

Referencia: An X-ray chimney extending hundreds of parsecs above and below the Galactic Centre, Nature (2019).


muyinteresante.es / Sarah Romero, marzo 2019

Dos chimeneas cósmicas liberan la energía del centro de la Vía Láctea