El choque de dos agujeros negros será todo un evento de proporciones cósmicas, y está “a punto” de ocurrir.

Y lo pongo entre comillas porque ocurrirá dentro de 100.000 años, eso es mucho para los seres humanos pero prácticamente nada para el universo.

Pero aunque queda tiempo para que ocurra la colisión, los científicos ya están expectantes por las consecuencias que puede tener para las galaxias contiguas, y para nuestro planeta.

El choque de dos agujeros negros será todo un espectáculo

Los dos agujeros negros que chocarán están en estos momentos orbitándose mutuamente, pero es inevitable que tarde o temprano se acerquen tanto que acaben chocando. En el momento en el que eso ocurra, se espera que la energía del impacto sea la misma que la de la explosión de 100 millones de estrellas. Aunque eso son sólo teorías, ya que hay muchas cosas aún que no sabemos de los agujeros negros, puntos del espacio en los que la gravedad es tan alta que ni siquiera la luz puede escapar a ella.

La pareja está situada a unos 3.500 millones de años-luz de la Tierra, en el cuásar PG 1302-102, y por eso no se espera que el impacto afecte demasiado a la Tierra; pero seguro que notaremos y podremos medir las consecuencias en forma de ondas gravitacionales, perturbaciones del espacio-tiempo. De hecho, se espera que destruya estrellas cercanas, tal es la magnitud del choque. Si en el futuro estudiamos estas perturbaciones es posible que descubramos cosas sobre nuestra realidad que ahora son desconocidas, y que sirvan para validar teorías como la de la relatividad.

Los científicos descubrieron la pareja de agujeros negros al analizar la luz que venía del cuásar PG 1302-102; comprobaron que cada cinco años se producía un cambio en la luminosidad, provocado por los agujeros negros, que están separados “sólo” por la misma distancia de nuestro sistema solar. Ahora esperan encontrar otros choques a punto de ocurrir en otras galaxias usando la misma técnica. ¿Podremos ver alguna vez un evento semejante en directo?

omicrono.com / Adrián Raya 18/10/16

El choque de dos agujeros negros está a punto de suceder