Tras Aaron Paul (la serie de televisión “Breaking bad”) e Imogen Poots (“Noche de miedo [Fright night]“), ahora es Dominic Cooper (“Abraham Lincoln: Cazador de vampiros”) el que negocia su participación en “Need for speed” (película que se basará en la popular franquicia de videojuegos de igual título).


El filme, que Scott Waugh (“Acto de valor”) dirigirá para DreamWorks, nos contará la historia de un piloto (Paul) de carreras clandestinas que posee su propio garaje para así modificar sus coches y hacerlos más rápidos. Sin embargo, es enviado a prisión cuando su mejor amigo es asesinado en una de estas competiciones, de ahí que busque venganza una vez sale de la cárcel. Según Variety, Cooper encarnará a Dino, un ex corredor de NASCAR que posee un negocio para reconstruir y transformar deportivos de lujo.