Este juego es muy parecido al que todos conocemos, el sube y baja.

Ya sabes el que se juega con dos personas sentadas cada una al extremo de una tabla de metal y que se impulsan para subir y bajar.

Solo que este juego tiene una “pequeñísima” diferencia,
que en vez de estar sentados a los extremos de la tabla ellos están parados y cuando le toca el turno de subir, ellos vuelan.

Si así como lo oyes, vuelan, es un juego para quienes gustan de las emociones fuertes...