Cuando nos vemos bajos de fuerza y con las pilas agotadas tendemos a recurrir a la cafeína como principal fuente de recuperación, pero hay más soluciones naturales.


... La energía es el carbohidrato como el plátano al potasio. Vale, pero si tomamos ese carbohidrato en grano entero el resultado será más efectivo. Por ejemplo, cereales integrales y rebanadas de pan en el desayuno.

Mejor que un café de buena mañana sin nada en el estómago, es el tradicional zumo de naranja recién exprimido. No sólo nos aporta vitaminas sino también energía para soportar el ritmo de la mañana.

Masca chicle. Al hacerlo aumenta el ritmo cardíaco y el flujo de sangre en el cerebro, además de estimular el sistema nervioso y mantenernos en alerta.

La lactosa da energía, pero también aporta grasas que anulan el efecto. Mejor tomar productos lácteos que mantengan su fuente de energía y proteínas pero que sean bajos en grasa.

El olor y el sabor de la menta hacen milagros, como el de levantarte con ganas de comerte el mundo. Todo alimento que ofrezca frescor cuenta con estas mismas ventajas.

A veces el motivo del cansancio es la falta de hidratación. Basta con reponer fuerzas bebiendo agua: ocho vasos de agua al día o, como mínimo, litro y medio.

Y los plátanos después de comer para no sucumbir al sueño que viene de la mano de una buena comida.

esquire.es


Despiértate con energia sin tomar café