El cantante consultó a través de Twitter las ciudades que sus fans quieren que visite



Aunque hace escasos meses que finalizó su último periplo musical por todo el mundo con el Euphoria Tour,
Enrique Iglesias está deseando volver a pisar los escenarios tan pronto como le sea posible y ya se ha lanzado a las redes sociales
para medir el entusiasmo de sus fans ante la posibilidad de presentar una nueva gira.
Por el momento, no hay previsión de que el artista vaya a sacar nuevo material discográfico que necesite de conciertos promocionales,
pero el amplio catálogo de éxitos que atesora el hijo de Julio Iglesias puede ser más que suficiente para movilizar a su legión de admiradores.
De hecho, el mero anuncio que Enrique publicó recientemente en su perfil de Twitter ha causado una gran repercusión
entre sus más de 3 millones de seguidores virtuales y un sinfín de propuestas sobre las ciudades a visitar.

"Estoy muy entusiasmado por volver a pisar la carretera y salir de gira. ¿En qué ciudad debería presentarme primero?
Cada triunfo comienza con la decisión de intentarlo primero", dirigió a sus acérrimos admiradores a través de su cuenta en la red social,
un mensaje que provocó un gran revuelo entre los internautas e inundó su perfil con los nombres de las ciudades más solicitadas.

A falta de confirmación oficial sobre sus planes de montar un nuevo espectáculo,
la próxima actuación en directo de Enrique tendrá lugar el 30 de marzo en el marco de un festival musical en Guatemala.
El Gallo Festival 2013 de la ciudad de Puerto de San José será la única cita que, al menos por el momento,
verá a la estrella española desplegar toda su energía sobre el escenario.

Conocido por implicarse al máximo en sus conciertos e interactuar de forma estrecha con el público,
Enrique lleva varios días compartiendo en su cuenta de la red social algunas de las imágenes personales que inmortalizan
los mejores momentos de su pasada gira, que hizo paradas en países tan diversos como India, Emiratos Árabes y Estados Unidos.
Sentir de cerca la pasión de sus incondicionales es para el artista una de las experiencias más imprevisibles que vive cuando sale a la carretera,
lo que ha dejado algunas anécdotas memorables que no duda en hacer públicas.

"He presenciado cómo varios fans se tiraban encima de mi coche, he visto cómo trataban de escalar las verjas
para colarse en mi camerino y he recibido muchos regalos de espectadores que los lanzaban directamente al escenario.
Pero es verdad que jamás he llegado a sentirme seriamente acosado, quizá a través de algunos correos electrónicos pero nunca en persona",
revelaba hace unos meses tras actuar en Dubái.