¿Creéis que las abejas son sólo cosa de los ecosistemas terrestres? Vale, sí, en realidad lo son; pero, ojo, que bajo el mar también hay grandes polinizadores haciéndoles la competencia.

Del mismo modo que ocurre en las terrestres, las plantas submarinas también liberan polen, que favorece la reproducción entre plantas separadas entre sí.

Como es lógico, los científicos históricamente han pensado que la única forma en que este polen se desplaza es a través de las corrientes de agua, pues éstas pueden moverlo de una forma suficientemente efectiva para no requerir de más colaboradores. Sin embargo, en 2009 un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de México comenzó a observar comportamientos muy peculiares en una serie de pequeños crustáceos en los lechos de una especie de plantas marinas características del Caribe, conocidas comúnmente como hierba de tortuga (Thalassia testudinum). Al parecer se encontraban transportando el polen de las plantas como si de trabajadoras abejas se tratara y el estudio que vino a continuación, publicado en Nature Communications, ha dado un nuevo giro de tuerca al conocimiento de los ecosistemas acuáticos.

Abejas marinas: los crustáceos que transportan el polen debajo del mar
YouTube Video
ERROR: Si ves este mensajeYouTube esta caido o no tienes el Flash Player instalado.

Aunque en realidad no es más que una comparación cariñosa y, en realidad, estos crustáceos no tienen mucho que ver con las abejas, en realidad sus trabajos sí que son bastante parecidos.

Y es que, después de años de observación, los científicos responsables del estudio que hoy nos ocupa han concluido que son los encargados de un proceso que, por su novedad, ha sido bautizado como polinización zoobentofílica.

¿Pero cómo pudieron estar seguros del comportamiento de estos crustáceos? Pues muy fácil, añadiendo un grupo de ellos a un acuario tapizado con hierba de tortuga y dejando pasar un tiempo, tras el cual el polen había llegado a los órganos femeninos, en comparación con el acuario control, en el que no se introdujo ningún animal.

Las causas por las que estos animales llevan a cabo este trabajo no están claras, pero los científicos creen que simplemente se sienten atraídos por él, por lo que dejan que sus cuerpos se impregnen de esta sustancia pegajosa, llevándola involuntariamente de los órganos masculinos a los femeninos de las flores.

¿Cómo pueden ayudar estas “abejas marinas” a la humanidad?

Aún falta mucho por investigar, pues los científicos no saben si esta forma de polinización se da también en otras plantas, más allá de la hierba de tortuga.

Sin embargo, si se confirma que ocurre lo mismo en otras especies, estaríamos ante un dato muy interesante para conocer mejor los olvidados ecosistemas marinos. Y es que, según estudios anteriores, se necesitan dos hectáreas de bosque tropical para obtener el carbono que se origina en una sola hectárea de pastos marinos, por lo que es necesario conocer cómo interactúan plantas y animales con el fin de conocer y cuidar estos ecosistemas mejor. Sobre todo cuidarlos mejor.

Abejas marinas: los crustáceos que polinizan las plantas del fondo del mar / omicrono.com / Azucena Martin 04/12/16