Ser invisible es un sueño que tenemos mucha gente por diferentes razones, pero no comprendemos realmente las consecuencias, ni cómo se siente ser invisible.

Neurocientíficos del Intituto Karolinska en Suecia han experimentado con el concepto de la invisibilidad, y en cómo esta nos afectaría más allá de poder gastar bromas sin que nadie se diese cuenta.

Para ello hicieron uso de la realidad virtual; pidieron a 125 participantes que se pusiesen el dispositivo y se mirasen el cuerpo. Las imágenes reproducidas en las gafas muestran un espacio vacío, de tal manera que parece que nuestro cuerpo es invisible.

Así es cómo se siente ser invisible

Para potenciar la sensación, los investigadores tocaron a los participantes con una brocha al mismo tiempo que hacían el mismo gesto en la zona vacía; en menos de un minuto la mayoría de los participantes empezaron a “sentir” el toque de la brocha en la zona vacía sin ser tocados realmente, como si su cuerpo estuviese ahí.

A continuación, los investigadores cogieron un cuchillo e hicieron el gesto de apuñalar la zona vacía, concretamente en la zona donde estaría la barriga; los participantes reaccionaron inconscientemente cuando el cuchillo iba a darles pero la ilusión se rompió en cuanto no notaron el apuñalamiento.

Además, el estudio también contempló los efectos de la invisibilidad en la ansiedad social; los participantes sufrieron un estrés inferior hablando delante de extraños si justo antes habían experimentado con ser “invisibles”.

La invisibilidad ya no es una fantasía como demuestran varios desarrollos de capas de invisibilidad como las de Harry Potter, así que este estudio revela detalles que nos podrían ser muy útiles en el futuro próximo.

omicrono.com / 23 abril, 2015 — Adrian Raya

Cómo se siente ser invisible