¿Por qué la unión que una vez se mostraron dejó de ser razón suficiente para permanecer en la agrupación?,
las bandas cuyos integrantes se dijeron adiós


Te interesan las reseñas de discos, las noticias y videos de tus cantantes favoritos,
¡visita nuestro canal de música! dando clic aquí.

En la primavera del amor los grupos musicales pasan más tiempo juntos y componiendo que con sus familias.
Mientras dura la buena relación y el éxito toca a la puerta todo parece que nada ni nadie podrá separarlos,
ni siquiera una mujer como les ocurrió a los legendarios Beatles, nada.

El tiempo pasa y las buenas anécdotas dejan de ser suficientes, algo más se necesita para regresar la chispa
, cosa que en algunas ocasiones no ocurre por lo que los caminos separados son las mejores decisiones.

Oasis.

A los hermanos Gallagher los preferimos separados que enfrentados a golpes, pero en los buenos años noventas cuando había
un poco de paz entre ellos fueron consagrados como una de las mejores bandas de la década.
Temas como "Some Might Say", "Wonderwall" y "Champagne Supernova" revolucionaron a la música de aquellos tiempos.

Pero Noel y Liam no pudieron permanecer unidos más tiempo, en agosto de 2009 estos angelitos no pudieron dar una presentación
en un festival en Paris.
El altercado físico que vivirían los "nuevos Lennon y McCartney" fue tan brutal que terminaría para siempre con la banda.

"Con mucha tristeza y pena debo informarles que renuncié a Oasis esta noche", escribió Noel Gallagher en un comunicado
que saldría casi al mismo tiempo que se diera a conocer el altercado. "La gente podrá decir y escribir lo que quieran,
pero simplemente no puedo trabajar con Liam ni un día más".

No han vuelto a hablar desde entonces.



The Police.

Stewart Copeland, baterista, conformó una pequeña banda en 1977, junto a sus amigos Gordon Sting Summer
y el guitarrista Andy Summers. The Police comenzó a generar expectación entre el público,
y mientras más grande era su éxito mayor era el conflicto de intereses que se vivía dentro del grupo.

Los músicos comenzaron a sentirse como empleados de Sting, de acuerdo a lo dicho por Andy Summers en su libro One Train Later,
por lo que después del disco Synchronicity decidieron terminar cualquier relación entre ellos.

"No fue mi intención lastimar a Stewart o Andy de ninguna forma, simplemente tenía que seguir mis instintos",
expresó Sting al tomar la decisión de dejar a la banda que le daría tantas satisfacciones y reconocimiento en su carrera.



Guns N' Roses.

En 1987 un disco de nombre Appetite for Destruction hizo que millones de personas voltearan a ver a una agrupación
liderada por Axl Rose, y aunque al principio todo parecía miel sobre hojuelas, los problemas comenzaron.

Lo primero en la agenda fue despedir a Steven Adler, el baterista original, debido a los terribles problemas con las drogas
que tenía, pero cuando Axl comenzó a luchar con sus propias adicciones y a llegar ridículamente
tarde a todos los eventos, todo trono.

Al terminal el tour Use Your Illusion, en 1993, Slash, Duff McKagan y Axl Rose tomaron caminos separados y los intentos
de regresar complicaron las cosas a tal grado que entre ellos no existe ni pizca de amistad.



Smashing Pumpkins.

Por fuera esta agrupación parecía estar completamente de acuerdo con todos los movimientos de los integrantes,
pero la realidad era que Billy Corgan insistía demasiado en interpretar sus propias canciones, y aunque eran muy buenas,
esto no era bien visto por el resto de los integrantes.

Después de que el pianista Jonathan Melvoin muriera de una sobredosis, los Smashing no tenían más con qué seguir.
Los pleitos eran fuertes y el ambiente simplemente se había convertido en algo tóxico.

"La realidad es que no fui yo, ni Jimmy Chamberlin sino James (Iha, guitarrista). ¿Ayudó que D'arcy Wretzky fuera despedida por adicta?,
sí, ayudó, todo se conjuntó para que todo terminara", explicó Corgan en una entrevista sobre la agrupación.