Los castigos excesivamente severos se denominan draconianos como recuerdo del conjunto de leyes que propuso Dracón de Tesalia, un legislador ateniense que ocupó el cargo en el siglo VII a.C.

La legislación promovida por él (aunque sólo redactó una pequeña parte del código) castigaba multitud de delitos con la muerte como medida para evitar las venganzas y las reyertas. El descontento popular con sus leyes le obligó a exiliarse.

20minutos.es / Por Alfred López 07 de diciembre de 2015

¿De dónde surge llamar ‘draconiano’ a un castigo excesivamente severo?