..... Los orígenes de esta refrescante bebida dulce son tan variados como las frutas y los cítricos que se le añaden. Hay quienes dicen que la sangría ha sido siempre un invento gestado en la peninsula ibérica en torno a 1800, gracias a los campesinos que endulzaban el vino con diferentes cítricos, manzanas o melocotones. Por otro lado, también existe la teoría de que fue una bebida creada por marineros británicos en las Antillas, en torno a 1700, que intentaban eludir la prohibición de beber alcohol con una mezcla de ron y frutas, que a la vista de los demás parecía un simple zumo. Ambas teorías, sin embargo, creen que el término sangría (que también tiene su equivalente en inglés sangaree) proviene del concepto “sangre”, dado el color final del producto. Para apoyar esta última teoría, en su Diccionario del castellano, el padre Estaban Torres – en 1788 – definió el término sangría como “bebida inventada por los ingleses que se toma mucho en las colonias inglesas y francesas de América”. ¿Cómo? ¿Entonces no es invento español?

Sea como fuere, la sangría ahora es considerada una bebida española y uno de nuestros productos gastrónomicos más exportados y más conocidos en el extranjero. E, incluso el año pasado, el Parlamento Europeo dictó que el término sangría quedase reservado a estos tipos de vinos afrutados realizados exclusivamente en España y Portugal. Como dato curioso también hay maquinaciones que apuntan a que la sangría es un producto de una época en la que el agua estaba tan contaminada que era imposible beberla por lo que era necesario mezclarla con vino para matar las bacterias. Sabía tan mal la mezcla que no se les ocurrió nada mejor que mezclarlo con frutas para ‘avivar’ su sabor.

Tampoco nos ponemos muy de acuerdo en cuanto a los ingredientes: hay quienes preferien añadir solamente cítricos al vino; otros añaden todo tipo de frutas como manzanas, peras o melocotones; y también hay a quienes les gusta innovar y la vanguardia gastronómica y preferien afrutar el vino con productos más exóticos como el mango.

En lo que si nos ponemos de acuerdo es una bebida refrescante, dulce y perfecta para cualquier época del año.

tapasmagazine, Samuel García, 17 marzo, 2019

¿De dónde sale… la sangría?