Se utiliza la expresión ‘dormir como un ceporro’ para indicar que alguien está profundamente dormido. También se utiliza, coloquialmente, el término ‘ceporro’ para referirse a una persona tosca, rústica, ruda y/o torpe.

El vocablo ceporro proviene del mundo agrícola, en el que se conoce como tal al troco de la cepa que está enterrado en la tierra y ya es inservible para dar frutos, por lo que permanece inmóvil allí y entorpeciendo el trabajo del agricultor (un tronco rudo y basto que permanece inerte como si estuviera dormido).

Normalmente, tras extraer el ceporro de la tierra, lo cual requiere un gran trabajo y fuerza física, ese tronco es utilizado como lumbre en la chimenea, hoguera…

Es común utilizar también la expresión ‘dormir como un tronco’, de idéntico significado.

20minutos.es / Alfred López 27 de enero de 2017

¿De dónde proviene la expresión