Se acerca el verano. Y con él, las dietas, el ponernos en forma todo lo que no habíamos hecho hasta ahora, controlar los alimentos que tomamos… Pero hay algunas comidas con "mala fama" que no debes dejar de comer. Estos cinco alimentos aportan muchísimas cosas buenas, ¡dales otra oportunidad!

1. Huevos. Los huevos son buenísimos siempre y cuando no tengamos el colesterol alto. Son una fuente de proteínas natural, así como vitamina D, fósforo, riboflavina, colina y selenio. ¡Ah! Y sólo la yema contiene colesterol.

2. Chocolate. El mejor chocolate: el negro puro. Los demás tienen demasiadas grasas, pero el que contiene al menos un 70% de cacao es recomendable. Contiene una gran cantidad de polifenoles que disminuyen el riesgo de padecer ataques cardíacos, además de ser una fuente de potasio, cobre, magnesio y hierro.

3. Carnes rojas. La carne roja contiene una gran cantidad de proteínas, hierro y ácido linoléico conjugado y, ayuda a reducir tu porcentaje de grasa corporal evitando que tu cuerpo la almacene.

4. Sal. El tipo de sal más recomendable es la sal marina y en cantidades moderadas, ya que contiene minerales presentes en nuestro organismo y aportan una variedad de iones minerales.

5. Leche. La leche es una fuente de calcio necesaria para nuestro organismo y contiene mucho más que otros alimentos.

forbes.es / Vanesa Matesanz 06 mayo 2015

Da otra oportunidad a estos alimentos, no son tan malos como parecen