Las bolsas de té elaboradas con plástico dejan más de miles de partículas en una taza que la sal, que está considerado uno de los alimentos que más microplásticos contiene


El té tiene grandes propiedades para nuestro organismo: es antioxidante, astringente, estimulante y puede prevenir algunas enfermedades. Sin embargo, un nuevo estudio publicado en la revista médica Phys revela que algunas de las bolsas de té, las que están compuestas de plástico, son perjudiciales para la salud.

La investigación la ha llevado a cabo un equipo de científicos canadienses que colocaron diversas bolsas de té a una temperatura de 95 grados. Al analizar la bebida después de que se hubiera hecho el té, descubrieron que una sola bolsa puede dejar miles de millones de partículas de microplástico en cada taza.

La cifra es asombrosa: 11.600 millones de microplásticos en cada taza de té, es decir, 11.600 millones de pequeñas piezas de plástico que miden entre 100 nanómetros y 5 milímetros. Es una cantidad altísima, sobre todo si se compara con otros alimentos y bebidas, tal y como reconoce Nathalie Tufenkji a New Scientist.

Una cantidad impactante

Tufenki, investigadora de la Universidad McGill, señala que "es mucho en comparación con otros alimentos que contienen microplásticos. Se sabe que la sal de mesa, que tiene un contenido de microplástico relativamente alto, contiene aproximadamente 0,005 microgramos de plástico por gramo de sal. Pero una taza de té contiene miles de veces más plástico: 16 microgramos por cada taza".

El té se puede comprar en bolsitas de papel o como té de hojas sueltas, lo que elimina la necesidad de este empaque de plástico de un solo uso

Los científicos hicieron pruebas con cuatro marcas de té diferentes que compraron en el supermercado: cortaron las bolsas, calentaron el té y analizaron el agua con microscopios electrónicos. Incluso hicieron pruebas con bolsas sin cortar para descartar que la contaminación con plástico se produjera por esa causa. La respuesta fue clara: más de 11.000 millones de microplásticos en cada taza.

Tufenki y su equipo colocaron pulgas de agua en la bebida con los microplásticos para ver cómo les afectaba: "Las partículas no mataron a las pulgas de agua, pero causaron efectos significativos en el comportamiento y malformaciones del desarrollo". Sin embargo, se necesita más investigación para conocer un posible impacto en la salud de los humanos. Mientras, recomiendan olvidarse del té en bolsas de plástico: "El té se puede comprar en bolsitas de papel o como té de hojas sueltas, lo que elimina la necesidad de este envoltorio de plástico de un solo uso".

elconfidencial.com / 25/09/2019

Cuidado con las bolsas de té: pueden dejar millones de microplásticos en cada taza