Fáciles de preparar, ligeros y ricos. Son cuatro ingredientes esenciales para una dieta, no sólo equilibrada, sino con importantes beneficios para nuestra salud.

No existe una definición de "superalimento" como tal, ya que en realidad se trata de un concepto creado por el mercado; pero sí es cierto que algunos alimentos, gracias a sus altos niveles de vitaminas, minerales o antioxidantes, se convierten en auténticos superhéroes para nuestro organismo. Te contamos cuatro, no te olvides de incluirlos en tu dieta.

...Aguacates. El consumo del aguacate va en aumento, y son numerosas las búsquedas que realizamos en Internet para ver los beneficios que tiene este alimento en nuestro cuerpo. Son muchos. Combinado con una ensalada, por ejemplo, éste consigue que todos los demás nutrientes, como los betacarotenos que contienen la mayoría de los ingredientes que solemos incluir en ellas, sean absorbidos mejor y con mayor rapidez. Poseen además un tipo de grasas que ayudan a disminuir la sensación de hinchazón después de las comidas.

...Coles de Bruselas. Quizás son el gran desconocido de los que podríamos llamar "super-alimentos". Es quizás una de las verduras más antioxidantes que existen gracias a su alto contenido en agua, fibra y proteínas. Alimento esencial en toda dieta de desintoxicación, previene el envejecimiento y nos ayuda con la recuperación muscular. Alto contenido en fósforo, para los huesos, y en vitamina C, para la piel. Además, es muy fácil de incluir en nuestra dieta. Cocidas o, directamente, en ensaladas.

...Semillas de Chía. Tienen un alto nivel de proteínas y su gran contenido en fibra ayuda a bajar el colesterol y limitar la absorción de azúcar durante la digestión. Reducen los antojos y consiguen una sensación de saciedad mucho más rápido que cualquier otro alimento, sobre todo cuando se combinan con alimentos líquidos, como el yogurt.

...Cerezas deshidratadas. No es solamente su equilibrio entre dulce y ácido, sino que se convierte en un potente antioxidante que ayuda a reducir todo tipo de inflamaciones del organismo. Se trata de una de las pocas fuentes naturales de melatonina, hormona reguladora del sueño y del sistema inmunológico que, con la edad, va disminuyendo sus niveles en nuestro cuerpo. Muy recomendable, por ejemplo, cuando tenemos que enfrentarnos a un largo viaje.

harpersbazaar.es 04/09/14