El grupo de los camélidos tiene sus representantes más famosos en el llamado Viejo Mundo, donde los dromedarios y los camellos han sido empleados durante siglos como animales de carga, transporte y alimentación. Aunque el grupo se originó en Norteamérica, hoy en día no queda en esta región del mundo ninguna especie viva, y solo en América del Sur podemos encontrar representación del mismo en animales tan carismáticos como las vicuñas, los guanacos, las llamas y las alpacas. Vamos a conocer algunas de las características que los distinguen.

...Las vicuñas

La vicuña (Vicugna vicugna) es el más pequeño y menos común de todos los camélidos. Se puede encontrar en los Andes peruanos, bolivianos, argentinos y chilenos, donde las condiciones ambientales son semiáridas y frías, a alturas de hasta casi los 6000 metros sobre el nivel del mar. A pesar de habitar en estas regiones, estos animales tienen grandes demandas de agua (son los camélidos que más cantidad requieren), por lo que se encuentran casi siempre cerca de fuentes de agua.

Se considera que la vicuña posee la fibra de origen animal más fina del mundo, y durante la época precolombina era empleada para vestir a la realeza inca. Luego de la conquista europea, se cazaron ferozmente para satisfacer a la industria textil de lujo, y casi se extingue en la década de 1960. Hoy en día, el 80% de las vicuñas que quedan viven en Perú.

...El guanaco

Al igual que la vicuña, los guanacos (Lama guanicoe) son camélidos silvestres, pero estos son los más abundantes de entre las especies americanas, sobre todo en la Patagonia argentina, donde se pueden encontrar alrededor del 80% de los individuos. Son extremadamente adaptables, por lo que se encuentran tanto en desiertos como en zonas de matorrales, montañosas (hasta 4500 metros), sabanas, bosques templados húmedos, pastizales, etcétera.

Su lana también es muy fina y de alta demanda en el mercado internacional y a pesar de que no se considera una especie en peligro, se estima que hoy en día ocupan menos del 40% de su distribución original y las poblaciones existentes están fragmentadas. Es una especie emblemática de Sudamérica por lo que está protegida en prácticamente toda la región.

...La llama

La llama (Lama glama) es el camélido más grande y pesado de América, pudiendo alcanzar una longitud de 1,6 metros y pesar más de 150 kg. Vive en amplias zonas de Sudamérica, sobre todo zonas montañosas, aunque sin dudas las poblaciones más saludables hoy se encuentran en el altiplano de Bolivia.

Se estima que el origen de las llamas está en la domesticación del guanaco hace cientos de años por los pobladores americanos, cuando los pobladores originarios realizaron múltiples hibridizaciones buscando obtener ejemplares más fuertes y resistentes al trabajo de carga en la montaña. Estos formidables animales son parte de numerosas costumbres y rituales religiosos de los pueblos andinos.

...La alpaca

Por último, llegamos a la cuarta especie de camélido sudamericano, la alpaca (Lama pacos), la cual habita también en el altiplano andino, preferiblemente cerca de zonas relativamente húmedas. Es, al igual que la llama, un camélido domesticado, pero es más pequeño que esta última.

Aunque hay numerosas discusiones sobre el origen de la alpaca, la mayoría de los científicos coinciden en que es producto de la domesticación milenaria de la vicuña, aunque estudios genéticos han encontrado importantes muestras de genes de guanaco en algunos ejemplares estudiados, por lo que podría ser producto de la hibridización forzada de vicuñas y guanacos o vicuñas y llamas. Se estima que existen más de 4 millones de alpacas, encontrándose la mayoría de ellas en el territorio de Perú.


Ojocientífico.com 21/04/14