20minutos.es 16/07/13

El origen del término ‘adicto’ lo encontramos directamente en la época del Imperio Romano, ya que así era como se le llamaba a los esclavos. En realidad se les decía addictus que es su forma en latín y cuyo significado era asignado o entregado.

Cuando se vendía un esclavo, éste era asignado y entregado a su nuevo amo, por lo que pasaba a ser el addictus de (y el nombre de su amo) y acabó siendo utilizado para decir que pertenecía alguien o algo.

Ya en su evolución en las diferentes lenguas, con el tiempo se aplicó la palabra adicto para señalar a aquellos que estaban entregados, dominados o pertenecían a la droga, juego, sexo, trabajo, internet o cualquier cosa a la que se puede ser adicto y/o tener una afición desmedida.